Ahora que nos caracterizamos por un gusto y dependencia a veces desmedidos por la tecnología, ¿correremos el riesgo de que esto nos suceda?

Lea aquí un artículo al respecto:

¿Nos atonta el uso de la Red y la tecnología?